Canal RSS

El Tribunal Supremo interviene en política.

Publicado en

kontxi-bilbao.jpg

El Tribunal Supremo acordó, ayer día 21 de enero, condenar a los tres miembros que fueron de la Mesa del Parlamento Vasco durante el mandato 2.001-2.005, Juan María Atutxa (PNV), Gorka Knörr (EA) y Kontxi Bilbao (EB-B), a sendas multas e inhabilitación para ocupar  cargos públicos durante un tiempo determinado.

Ésta sentencia ha venido a anular otra del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que les absolvió en 2.007, rechazando los argumentos del Fiscal que se opuso por entender que no existía delito, sin tomar en consideración la llamada doctrina Botin en evidente acto de INJUSTICIA como bien señala Arkimia, y dando satisfacción a un grupo ultraderechista que se hace llamar Sindicato Manos Limpias, cuyo secretario general es admirador de Blas Piñar.   

La administración de «justicia» con sus ilegalizaciones, anulación de candidaturas, encausamientos e inhabilitaciones está diseñando el futuro político sin tener que  presentarse a las elecciones. 

El asunto tiene su origen cuando, como consecuencia de la ley de partidos pactada entre PP y PSOE, el Tribunal decide ilegalizar Batasuna y todos sus marcas políticas. Es entonces, en el año 2.003, y al «calor» de la criminalización de las ideas que emprenden estos dos partidos, cuando el Tribunal Supremo da la orden de disolver el grupo parlamentario de Sozialista Abertzaleak (SA), algo que no correponde a la Mesa del Parlamento Vasco, a quien exigen que cambie el reglamento, cuando la mayoría del parlamento (en quien reside la soberanía) no era partidario de hacerlo. 

Tanto el PP como el PSE hacen bandera de una supuesta desobediencia sobre la disolución del grupo parlamentario de Sozialista Abertzaleak. Se prestan a un ataque en toda regla al parlamento. Sabian que la simple disolución era simbólica, ya que los parlamentarios no perdian su condición, ni sus ingresos, habrían pasado al grupo mixto, pero insistían en la exigencia como estrategia de desgaste político. Con posterioridad, el PSE, en los bandazos a los que no tiene acostumbrados, cambió el «chip», incluso hoy puede encontrarse con sentencias contra algunos de sus dirigentes por reunirse con Batasuna (de aquellos polvos, estos lodos), pero el PP y sus «amiguetes» siguen en sus «trece» y ahora están muy contentos.

Al margen de la implicación moral que supone esta sentencia para cada uno de los afectados, la más perjudicada es Kontxi Bilbao, no por ser de Ezker Batua-Berdeak, sino porque Atutxa y Knörr cesaron en su actividad de cargo público y su actividad profesional la realizan en ámbitos cuya inhabilitación no les afecta, sin embargo, Kontxi es parlamentaria, miembro de la mesa del parlamento y además, al ser una trabajadora funcionaria en excedencia, significa que se quedará sin empleo durante la inhabilitación, que al parecer puede ser de un año. 

Querida Kontxi, tienes todo mi apoyo en esta injusta actuación del Tribunal Supremo, por defender tus ideas, por ser consecuente con el programa, por respetar a tus votantes, por ceñirte a los informes juridicos de la Mesa, por cumplir con tu deber y actuar como digna representante del pueblo vasco. Me siento orgulloso de tu actuación y eres un ejemplo para los militantes de Ezker Batua-Berdeak.  

Acerca de irunberdeak

Ferroviario, concejal en el ayto. de Irun.

»

  1. Pedro García Bilbao

    Me uno a Millán en su denuncia de esta injusticia. Los tres acusados y ahora condenados no hicieron mas que cumplir con su obligación. Los diputados que formaban aquel grupo seguían siendo diputados, tenían su condición de parlamentarios y como tales podían formar grupo parlamentario propio. La sentencia que condenaba a su formación no incluía la pérdida de su condición de parlamentarios, una incongruencia grave que demuestra lo injusto y sectario de la ley de partidos. Los tres miembros de la mesa de la cámara actuaron en coherencia democrática y de forma institucional. ¿son parlamentarios? ¿lo seguían siendo con pleno derecho? pues la disolución de su grupo parlamentario, algo de tipo organizativo administrativo en la cámara, no tenía sentido. Es mas, eso mismo afirmó el Tribunal de Justicia del País vasco. Esta sentencia de ahora es un abuso. Quiero expresar mi mas sincero apoyo a Conchi Bilbao, a Atutxa y a Knorr.

    Responder
  2. Me uno a Manuel Millan en la denuncia
    de este disfunccionamiento del estado de derecho democratico.
    Quedarse recto, de rectitud,
    cuando casi todas las partes de un periodo politico,
    por tumultuo, plegan,
    es considerado a veces como un delito, o un crimen.
    Pero es la condicion del despliegue del porvenir,
    y de su integracion ulterior.
    Al imagen del conjunto de la politica federalista de IU desde ya casi un decenio,
    de apostar por derechos concretos,
    centralismo social concreto (vivimos en una sociedad concreta),
    y un marco federalista por venir en lo que corresponde al Estado nacional,
    la politica de EB – Berdeak en Euskadi no es un «estado de derecho»,
    es un estado de cosas, y un nuevo marco de derecho, social y cultural,
    a alcanzar, por imponerse.
    Coraje. Y afecto.

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: